La Adolescencia y Dios

La Biblia habla sobre la Adolescencia 

Los años de la adolescencia son un buen tiempo para desarrollar una relación personal con Dios. la Sagrada Escritura dice, Eclesiastés 12:1, “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento”. 

¿Qué espera Dios de los hijos? la Sagrada Escritura dice Colosenses 3:20, “Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor”. 

Uno de los mandamientos de Dios es para que los hijos honren y respeten a sus padres. La Sagrada Escritura dice, Éxodo 20:12, “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da”. 

¿Hasta cuándo deben los hijos respetar a sus padres? La Sagrada Escritura dice, Proverbios 23:22, “Oye a tu padre, a aquel que te engendró; y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies”. 

La disciplina a tiempo es una expresión del amor paternal. La Sagrada Escritura dice, Proverbios 13:24, “El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”. 

Los jóvenes pueden ser ejemplos como lo fue Cristo. la Sagrada Escritura dice , 1 Timoteo 4:12, “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”. 

Los hijos deben aprender de sus padres. La Sagrada Escritura dice, Proverbios 1:8, “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre”.

El vivir descuidadamente deshonra a los padres. Es un error tomar ventaja injusta de los padres. La Sagrada Escritura dice, Proverbios 28:24, “El que roba a su padre o a su madre, y dice que no es maldad, compañero es del hombre destruidor”. 

Los jóvenes deben ser muy cuidadosos al escoger a sus amigos. La Sagrada Escritura dice, II Timoteo 2:22, “Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor”.